Cerrar política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Mapa Web Contacto Situación 0 Artículos= 0 € Acceder
 
 
Los jardines del Grec recuperan el esplendor original de los años 20, Garden Center Ejea
Estás en: >> Noticias
Los jardines del Grec recuperan el esplendor original de los años 20
17 de Agosto de 2009
Share    
Los jardines del Grec recuperan el esplendor original de los años 20
ver galería
 

Si el ingeniero Jean-Claude Nicolas Forestier resucitase y viese el jardín de Teatre Grec creería que el tiempo se había detenido en 1929, año de la Exposición Internacional y de la plenitud de los muchos parterre que dibujó a lo largo y ancho de Montjuïc. Pero lo único que ha resucitado, por obra y gracia de Parques y Jardines, ha sido precisamente el mencionado vergel, donde se han invertido 2,16 millones de euros y nueve meses de trabajo para recuperar el esplendor y la vegetación perdida con el paso de los años.

Forestier se enfrentó al reto de crear una enorme rosaleda (bautizada Amargós, en honor al padre de las grandes avenidas de la montaña) para conectar la plaza del Solstici, en el jardín Laribal, con la parte baja del paseo de Santa Madrona y los palacios de la Exposición, salvando un desnivel de 44 metros. Ahora, al ingeniero le sorprendería descubrir que la apariencia final es casi la misma, con la diferencia de que la tecnología se ha colado en la que fue una de sus joyas. Así, bajo los arbustos y flores y tras una fina capa de tierra, se encuentra oculta una malla de plástico que permite mantener la tierra blanda y la transpiración, pero evita la evaporación, un factor clave para que los rosales se mantengan frescos, apunta el técnico de Medio Ambiente que ha llevado las obras, Lluís Capilla.

CASI 15.000 METROS CUADRADOS / En ruta por este pequeño oasis de 14.294 metros cuadrados (casi un tercio de los cuales son verdes), Lluís Abad, maestro jardinero y técnico de Educación Ambiental, explica con conocimiento enciclopédico que a principios del siglo XX la pretensión de Francesc Cambó era que los palacios de la zona de la muestra internacional estuviesen rodeados de jardines mediterráneos, por lo que contactó con Forestier, quien sufrió lo suyo para adaptar las especies necesarias y tuvo que optar por «importar un estilo un poco hispano-árabe».
El trazado de la zona, con una gran pared de roca, se aprovechó para crear el teatro, obra del arquitecto Ramon Reventós, que usó la pedrera y optó por este material. Precisamente, esta bella grada es la que generó con los años un gran trasiego a los jardines, dado que desde 1977 acoge cada verano los espectáculos del festival Grec. De hecho, el impecable lifting del parque se remató justo antes del inicio de la última edición, que acabó el pasado julio. Pero hasta ahora, con el desmontaje de escenarios, butacas, chiringuitos y demás, el jardín no había lucido desnudo mostrando todos sus elementos recuperados.

La retahíla de intervenciones es casi inacabable. La concejala de Medio Ambiente, Imma Mayol, destaca el gran trabajo de «investigación de los primeros planos y fotografías para poder recuperar su diseño inicial y plantas ya utilizadas entonces, en 1924». Hay que tener en cuenta que tras la guerra civil el espacio quedó deshecho y se fue retocando, perdiendo su espíritu original.
Pero, ahora, al margen de este homenaje al pasado, con una estructura trazada con vegetación, que define la forma y superficie de los parterres, la edil destaca que la modernización en el riego y la iluminación permitirá «una mejora y ahorro en la gestión de recursos». Así, junto a la pérgola de madera recuperada se han instalado 22 discretos focos de leds que consumen un tercio de las lámparas de sodio de alta presión y ahorran la energía equivalente al consumo de una familia barcelonesa durante todo un año.

La puesta a punto, sufragada entre Parques y Jardines (300.000 euros) y el Instituto de Cultura de Barcelona, ha incluido implantar el riego automatizado, el circuito hídrico de recirculación de las fuentes ornamentales, rehacer tramos de escaleras y el acceso lateral izquierdo, renovar pavimento y las paredes que lindan con el vecindario, crear un almacén en el espacio hallado bajo la plaza hexagonal (que ejerce de mirador), reemplazar el viejo mobiliario, restaurar los camerinos y la gradería, así como el pabellón que en la Exposición fue una guardería y durante el Grec ha sido restaurante, y muchas más iniciativas coronadas por la plantación de cientos de rosales que florecen hasta otoño, entre los que destacan la especie Fairy. Todos los arbustos también son nuevos. En cambio, los árboles, con enormes cipreses y algún ejemplar casi único en la ciudad, mantienen vivo el nexo con el pasado.

Fuente: ElPeriodico.com
Acceso usuarios
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Portada | Plantas | Accesorios Jardín | Piscinas y Riego | Mobiliario Jardín | Mascotas | Herramientas | Juegos | Salud y Terapia | Blog
 
Conócenos
Descargas
Gastos de envio
Lo que necesitas saber
Política de cookies
Grosella Blanka Grosella Blanka
Maiden spout Maiden spout
Modulos barbacoa Maxime Modulos barbacoa Maxime
Me pueden enviar las dimensiones de la placa ...
Estoy interesado en el Boxican de barras de ...
Bom dia, enviam este plantador manual, &agra ...
Hola, cual es el plazo de entrega de esta me ...
Unas cuantas plantas aromáticas para tener el hogar ...
Sabina thurifera. Nuevo árbol monumental en las Cinco Villas ...
Plantas vivaces de hojas color gris ...
Jardín de losas
Residencias caninas prefabricadas


Garden Center Ejea Ctra - Sangüesa, km 32 - 50600 Ejea de los Caballeros - Zaragoza - Tfno: 976 66 7510 - Fax: 976 663950 - info@gardencenterejea.com - web desarrollada por Garden Center Ejea y e_media
 
0.648113 secs